125
Foto tomada de:
No hubo amenaza previa
Nixon
Mutis Sosa
† 01.30.2018

Líder Nixon Mutis Sosa, nacido en El Playón, Santander, fue desplazado de su pueblo a la vereda El Chaparral, en Cantagallo, Bolívar. Al llegar al municipio asumió la presidencia de la Junta de Acción Comunal por diez años y, en el 2015, comenzó a liderar proyectos de sustitución de coca con la Asociación de Cocaleros de Cantagallo. Mutis fue asesinado el 30 de enero 2018 y abandonado en el río Cimitarra por desconocidos. Desde ese día, su esposa asumió el liderazgo de la comunidad.


    Tipo de liderazgo:

    Sustitución de cultivos de uso ilícito

    Tipo de comunidad:

    Comunidad campesina

    Organización a la que pertenecía:

    Asociación de Cocaleros de Cantagallo

    Fase de la investigación:

    Investigación

Cantagallo, Bolívar



Nixon Mutis vivía en la vereda El Chaparral, municipio de Cantagallo, en la que había sido líder de la Junta de Acción Comunal por diez años. Tras haber llegado desplazado de El Playón, Santander, quiso ayudar a la comunidad del sur de Bolívar en la defensa de sus derechos. Por ello, en 2013, entró a ser parte de la Corporación Regional para la Defensa de Derechos Humanos, Credhos, y era asociado de Coccam, Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana.

Mutis lideraba proyectos de sustitución de cultivos ilícitos cuando fue asesinado. En la zona habían llegando amenazas para quienes realizaban proyectos de sustitución y erradicación. Como lo enuncia Andrés Nieto, secretario general de Credhos, las personas que lideran estos proyectos o ayudan a la implementación del acuerdo de paz son consideradas objetivo militar. Sin embargo, Mutis nunca fue amenazado, y por ello, tampoco le había solicitado al Estado seguridad.

El 30 de enero 2018, el líder se dirigió a la zona urbana del municipio para realizar algunas compras para sus sembrados. En la noche, Rubiela Pabón, esposa de Mutis, reunió a varias personas de la comunidad para realizar una búsqueda, ya que desde las 8 de la mañana no tenía noticias de él. Nieto comenta que fue dificil la busqueda, ya que la Policía Nacional afirmó que su lancha no contaba con combustible y el motor estaba dañado para ubicar a Mutis.

Un grupo de pobladores, en cabeza de Nieto y de Pabón, empezaron a buscar por varios corregimientos de Cantagallo, hasta las 6 de la mañana que encontraron una moto canoa por el río Cimitarra con el cuerpo del líder en el corregimiento La Victoria. La esposa se comunicó con las autoridades para hacer el levantamiento del cuerpo. En la morgue del cementerio de Cantagallo, personal de la Policía dictaminó que el líder tenía contusiones en el ojo derecho y que murió por arma de fuego; el cuerpo tenía tres impactos de bala.

Tras la muerte de Mutis, Pabón asumió el liderazgo de su esposo, tanto en el Coccam como en la Junta de Acción Comunal. Sin embargo, Nieto afirma que los proyectos de erradicación y sustitución bajaron los resultados esperados, dadas las recurrentes amenazas a líderes y lideresas y a que varios de ellos han renunciado a continuar con Coccam. De igual forma, Nieto denuncia que personas cercanas a Mutis se encuentran amenazados por actores desconocidos.

Hasta el momento, el asesinato de Nixon Mutis está siendo investigado por la Fiscalía, la cual no ha dado con sospechosos a junio de 2018. Credhos ha seguido la investigación y denunciado ante las autoridades las llamadas amenazantes contra los allegados de Mutis, además de seguir prendiendo las alarmas por la disputas territoriales entre el Eln y estructuras criminales relacionadas con el paramilitarismo. Antes de su asesinato, Mutis Sosa comenzaba a denunciar estos hechos.