132
Foto tomada de: Archivo particular
Denunció y no recibió protección
Luis Cuarto
Barrios Machado
† 07.03.2018

Fue asesinado el martes 3 de julio de 2018 en su casa, en el barrio Villa Paraíso, mientras descansaba junto a su familia. El líder comunal recibió dos disparos en la cabeza por parte de un hombre que ingresó a su casa. Posteriormente, el agresor huyó en una motocicleta que lo estaba esperando.


    Tipo de liderazgo:

    Comunitario

    Tipo de comunidad:

    Comunidad urbana

    Organización a la que pertenecía:

    Asociación Municipal de Juntas Comunales

    Fase de la investigación:

Palmar de Varela, Atlántico



Luis Cuarto Barrios Machado era un líder comunal del municipio de Palmar de Varela y oriundo de Pinillos, Bolívar. Era presidente de la Asociación Municipal de Juntas Comunales, de la veeduría de control ciudadano y del Comité Ejecutivo Municipal del Polo Democrático. Además, se estaba formando en la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) para ser candidato a la Alcaldía del municipio.

En el Comité Ejecutivo del Polo Democrático, Barrios, según Norman Alarcón; representante del partido en el departamento del Atlántico, era el encargado de liderar las actividades ciudadanas promovidas por el partido y sería el encargado en representarlo para las elecciones a la Alcaldía de Palmar de Varela.

Desde su llegada, hace 14 años a Palmar de Varela, lideró diferentes protestas denunciando los casos de microtráfico, déficit en el servicio de salud y corrupción, como el caso de Electricaribe. En 2015 fue candidato al Concejo Municipal por el Centro Democrático y, según documentó el periódico El Tiempo, el líder había recibido una golpiza por parte de desconocidos en ese mismo año, cuando hacía ejercicio en la Vía Oriental.

Posterior al plantón que hizo Barrios por la corrupción en el sistema de salud, la falta de personal en el hospital del municipio y la falta de ambulancias y de insumos, el 28 de junio de 2018 comunicó al periódico La Libertad, y publicó en redes sociales, que estaba siendo objeto de amenazas. Sin embargo, según La Silla Caribe, Barrios venía siendo amenazado desde abril del presente año, amenazas que denunció ante la Defensoría del Pueblo.

Uno de sus hijos afirmó que Barrios había ido varias veces en el mes de mayo a la Fiscalía buscando que le asignaran protección, sin obtener éxito. La respuesta literal que recibió por parte de los funcionarios de la Fiscalía, según su hijo, fue “que no había sistema”. Desde la Alcaldía del municipio le brindaron protección, aunque insuficiente, por parte de la Policía, que consistía en rondas cada 30 minutos alrededor de su casa.

El martes 3 de julio del 2018, durante el partido mundialista Colombia-Inglaterra, un hombre ingresó a la casa de Barrios, en el sector Villa Paraíso, y le pegó dos tiros en la cabeza frente a sus hijos y su esposa. A las afueras del lugar, un segundo hombre esperaba en una moto al victimario para emprender la huída. Ante este hecho, la Gobernación del Atlántico y la Policía ofrecieron 15 millones de pesos por cualquier información que pudiera ubicar a los responsables. La Gobernación confirmó que cuatro meses antes de su muerte, Barrios había emprendido una labor de denuncia de las redes de microtráfico en el municipio.

Uno de sus hijos le había advertido “que se quedara quieto”, por su actitud temeraria. Él describe a su papá como una persona terca que por el bien de su comunidad no temía a nada y que nunca comentó con detalle a la familia la naturaleza de las amenazas que recibió. En declaraciones para La Silla Caribe, Paola Eljaik, exprofesora de Barrios, afirmó que será recordado como “un hombre valiente y entregado a su familia, que luchó contra todo el sistema y terminó siendo una víctima; un hombre que aunque conocía las irregularidades detrás del funcionamiento político de Palmar de Varela ignoraba el peligro detrás de las mafias que denunciaba”.

Una fuente cercana a Barrios le dijo a La Paz en el Terreno que el líder murió sabiendo quiénes lo estaban amenzando.