136
Foto tomada de:
Denunció y recibió protección
Holmes Alberto
Niscué
† 08.19.2018

Holmes Niscué era secretario del Resguardo indígena el Gran Rosario en el municipio de Tumaco. El domingo 19 de agosto de 2018, después de reencontrarse con varios amigos en un billar del corregimiento La Guayacana, fue sorprendido por dos hombres en moto que, sin mediar palabra, le dispararon en tres ocasiones en la cabeza.


    Tipo de liderazgo:

    Derechos Humanos

    Tipo de comunidad:

    Comunidad indigena

    Organización a la que pertenecía:

    Resguardo de Gran Rosario

    Fase de la investigación:

    Investigación

Tumaco, Nariño



Holmes Niscué era un indígena Nasa proveniente de una vereda cerca de Pradera, Valle. Alrededor del año 2.002 se trasladó al municipio de Tumaco, Nariño, para empezar a colaborar con la comunidad indígena Awá. Es aquí mismo en donde se casó con su esposa Awá, y con quien tuvo dos hijos de la misma comunidad.

Inicialmente se desempeñó como docente en una escuela de la comunidad del Gran Rosario. Gracias a su experiencia, empezó a trabajar como secretario del cabildo liderando proyectos de vida y de prevención de reclutamiento con los niños y jóvenes de la comunidad indígena. Con la organización Unidad Indígena del Pueblo Awá, UNIPA, en convenio con la Secretaría de Educación Departamental, comenzó a estudiar Licenciatura en Educación. Hasta el momento de su muerte llegó a noveno semestre.

El desenlace de su historia comenzó en marzo de 2018 cuando, alrededor de unas diez personas pertenecientes al Frente disidente de las Farc, Óliver Sinisterra, FOS, se ubicaron cerca de una escuela de la vereda de Alto Palay. El gobernador del cabildo del Gran Rosario, Jesús Ignacio Moreano, al enterarse, convocó una reunión el día 29 de mayo para pedirle a los hombres comandados por alias ‘Guacho’ que desalojaran la zona. Según el portal de La Silla Vacía, los disidentes hicieron caso omiso a la asamblea y, por el contrario, enviaron un mensaje diciendo que “con indios de mierda no querían hablar”.

El 4 de junio, en un operativo de la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules del Ejército Nacional realizado en el resguardo de Gran Rosario, murieron seis hombres pertenecientes al FOS y capturaron a otros dos. Incautaron 11 fusiles, dos pistolas y material de comunicaciones.

La hipótesis que maneja la comunidad es que Walter Arizala, alias ‘Guacho’, comandante de la disidencia culpó a la guardia indígena de ser informantes de la fuerza pública, y de manera directa, con nombres propios, amenazó de muerte a cuatro personas del cabildo. “Nos dijeron: ‘Los vamos a matar. Vamos a matar a los cuatro compañeros que estuvieron hablando’”, cuenta Carlos Nastacuas, consejero mayor de la UNIPA.

Los amenazados del 4 de junio fueron el gobernador del cabildo, Jesús Ignacio Moreano; el coordinador de la guardia indígena, Demesio Efrén Rodríguez; la guardia y docente, Flor Alba García Pai; y el señor Holmes Alberto Niscué. Esta amenaza se suma a los múltiples panfletos que han intimidado, por meses, a la comunidad indígena con mensajes como: “A ese cabildo hay que arrinconarlo. Hay que desaparecerlo”, según cuenta Nastacuas.

Holmes Alberto Niscué se vio obligado a desplazarse junto con el gobernador y las otras dos personas amenazadas el 8 de junio de 2018 hacia Pasto. Después de un largo trámite, la Unidad Nacional de Protección, UNP, le entregó en julio un chaleco antibalas y un celular para su protección.

Más de dos meses llevaba la comunidad de Gran Rosario sin su gobernador y sin el apoyo de la guardia indígena, motivo por el cual, las cuatro personas tomaron la decisión de regresar al cabildo en agosto. La tensión en la zona parecía que se hubiera calmado, es por eso que Niscué optó por regresar, el domingo 19 de agosto, hacia su vivienda en el corregimiento de La Guayacana.

El líder indígena llegó a su casa cerca de las 7:00 p.m.. Seguidamente, salió hacia a una tienda acompañado de su esposa y, en el camino, se encontró en un billar con unos amigos a los cuales saludó. En este último sitio, aproximadamente a las 9:00 p.m. fue sorprendido por dos hombres en moto que, sin mediar palabra, le dispararon tres veces en la cabeza. Según el comunicado de la UNIPA, los hechos ocurrieron a solo 200 metros de la estación de Policía.

“Holmes a pesar de no ser un indígena Awá, pero sí como indígena, tenía un fuerte compromiso hacia los procesos colectivos. Los que tuvimos la oportunidad de trabajar con él, nos deja un gran vacío en ese sentido”, recuerda Gisel González, asesora de la UNIPA, quien trabajó con Niscué en el proyecto de prevención de reclutamiento a niños y jóvenes de la comunidad. El cuerpo del líder indígena Holmes Niscué fue enterrado el 23 de agosto en la zona montañosa del Valle del Cauca, de donde era proveniente.

Pese a que en enero, el entonces presidente, Juan Manuel Santos ordenó el Plan Atlas, en la que participan la Fuerza de Tarea Hércules, con 9.800 soldados del Ejército, la Armada y la Fuera Aérea, la situación en Tumaco, Nariño, no parece mejorar. La militarización de la zona, según González, es riesgoso tanto para la fuerza pública, como para la comunidad indígena.

Los constantes enfrentamientos entre las diferentes bandas criminales y disidencias de las Farc en la zona, obedecen a la lucha por el control del territorio que, por ser frontera, es una zona estratégica para la movilidad de los grupos armados y el narcotráfico. Además de contar con miles de hectáreas de cultivos de uso ilícito.

La Defensoría del Pueblo emitió una Alerta Temprana en mayo, informando que en sectores como La Guayacana, existen enfrentamientos entre las autodenominadas Guerrillas Unidas del Pacífico, GUP, lideradas por Víctor David Segura, alias ‘David’, y el FOS, y que han ocasionado temor entre la comunidad indígena que evita por el momento, desplazarse entre los resguardos.

El comunicado del 23 de agosto de 2018 de la UNIPA, señala que hasta la fecha van 18 indígenas, pertenecientes a la comunidad Awá asesinados desde enero del 2017.